30/5/17

Grupo Insud

Generales

Vacuna antiaftosa argentina en China

La planta que una compañía argentina construyó en China, Yangling JINHAI Biotechnology Co, recibió recientemente las certificaciones de “Buenas Prácticas de Manufactura” del Ministerio de Agricultura de ese país y obtuvo las licencias necesarias para comenzar a producir y comercializar la vacuna antiaftosa destinada a cerdos y bovinos. Esto convierte a Biogénesis Bagó en el primer laboratorio extranjero en producir en China. Además, servirá para que China pueda producir vacunas según sus respectivas cepas circulantes, algo que sólo era posible con una planta en ese país. Este paso fundamental en el desarrollo tecnológico y empresarial no hubiese sido posible sin el acompañamiento de ambos gobiernos, que se logró a través de la firma de acuerdos específicos de cooperación. Dicha planta, en la ciudad de Yangling, provincia de Shaanxi, es uno de los desarrollos industriales más modernos del mundo y cuenta con la última tecnología en producción de cultivos celulares, purificación de antígenos y formulación de vacunas. Como parte del proceso de transferencia tecnológica, la compañía argentina entrenó durante los últimos cuatro años a gran parte del personal que hoy está operando la planta. “Es un enorme logro para el país poder exportar biotecnología y conocimiento al mayor mercado mundial de vacuna antiaftosa. Además, el acuerdo es un ejemplo de lo que la cooperación entre empresas desarrolladoras de tecnología e innovación pueden lograr juntas para contribuir a una mejor alimentación”, explicó Hugo Sigman, accionista de Biogénesis Bagó y a la vez CEO del Grupo Insud.

slider-liderazgo.png