7/8/19

Generales

Socios en la empresa y en la vida: Hugo Sigman y Silvia Gold, fundadores del INSUD

Hugo Sigman y Silvia Gold son fundadores del Grupo INSUD, (Innovación, Sustentabilidad y Desarrollo) un conglomerado empresarial dedicado a las industrias farmaceútica, agroforestal, cultural y de naturaleza y diseño. Hablaron sobre sus comienzos como socios en el mundo de los negocios, resaltaron cómo sus formaciones profesionales y sus valores los ayudaron a formar una dupla potente para crear INSUD, grupo presente en 46 países y con más de 10 mil empleados. Sigman y Gold fueron los primeros disertantes de Experiencia Endeavor Córdoba, edición 2018 que se realiza hoy en el Centro de Congresos y Convenciones en el Qorúm Córdoba Hotel. Hugo Sigman resaltó que en su juventud el deporte y la vida universitaria fueron dos estímulos claves que lo guiaron para encontrar su veta como empresario. “Jugué al básquet y al entrenar, ganar y perder en equipo aprendí que el éxito es de todos”, aseguró. El empresario estudió medicina en la UBA y dijo que la vida universitaria le enseñó a comprometerse socialmente y le dejó un sentido ético de la vida. Además de sus mejores amigos y su actual socia y compañera de ruta, Silva Gold, que es bioquímica, y la Presidenta de INSUD. Contó el encuentro de su formación como psiquiatra con el mundo de los negocios. Hugo explicó que fue después de estudiar psicología social que empezó a coordinar grupos ligados a empresas. “El papá de Silvia, jugó un rol muy importante en mi vida como empresario y en los 70´ me fui con mi familia a España así que tuve que generar nuevos proyectos”, relató. Lo social y lo empresarial  Para Silvia Gold, lo social y lo empresarial están vinculados. “Lo que importa es por qué lo hacés, lo importante es el propósito”, destacó. También aclaró que siempre quiso ser científica y no empresaria. “Y al final terminé siendo empresaria con vocación científica”, agregó. El Rol del Temor Hugo reconoció que el temor de estancarse en lo empresarial y sentirse débil lo ayudó a crecer. “A veces el temor de quedarte muy chico te hace tener más oportunidades de crecimiento”, dijo. Desde su perspectiva innovar, potenciar a los recursos humanos y creer en las personas que integran los equipos de trabajo es fundamental. “Delegar responsabilidades, nos ayudó a crecer, porque en los equipos comprometidos, las personas toman su trabajo como propio y están involucrados en el crecimiento del negocio”, finalizó Gold.  

slider-liderazgo.png