6/10/16

Grupo Insud

Generales

La llegada de los productos biotecnológicos a Guatemala

Hugo Sigman es uno de los principales empresarios de Argentina, CEO de Grupo Insud empresa que tiene como foco principal de trabajo la salud humana y animal, pero que cuenta también con empresas del sector agroforestal y cultural. El Dr. Sigman, tenía prevista una visita al país, que debió ser postergada por cuestiones coyunturales de negocios en la Argentina, pero desde Buenos Aires reforzó su compromiso con Guatemala, país en el que la empresa tiene una planta de producción y en el que trabaja con socios locales, que contribuyen en el entendimiento del país y la región: “La idea es llegar a toda la región centroamericana desde Guatemala”, aseguró Sigman. Dentro del área farmacéutica, la compañía cuenta con 3 divisiones: Chemo, la primera compañía del Grupo, dedicada a la producción de materias primas y productos genéricos que vende a 1500 laboratorios farmacéuticos de 120 países. Cuenta  con 4 plantas químicas y dos farmaceuticas con 9 centros de investigación y desarrollo. Exeltis la empresa que fabrica y comercializa medicamentos con marca propia, cuenta con plantas en Guatemala, Argentina, Uruguay, España, India, Turquía e Indonesia. Posee una organización comercial en más de 40 países y se especializa en productos farmacéuticos para  ginecología, obstetricia y salud respiratoria. Mabxience, la compañía del Grupo dedicada a la biotecnología, se especializa en investigación, desarrollo y producción de medicamentos biosimilares y en el descubrimiento de nuevos productos para el tratamiento del cáncer. Los productos biológicos constituyen una gran contribución a la salud pero son de difícil acceso por su altísimo costo –el tratamiento anual oscila entre 60.000 y 200.000 dólares por paciente. mAbxience, que produce biosimilares de alta calidad, una vez caducadas las patentes, se compromete en cada mercado que desembarca a bajar sustancialmente los costos. Posee varias plantas: una planta en la Argentina, que constituye la primera productora de anticuerpos monoclonales de Latinoamérica y un conglomerado industrial en China. Actualmente, mAbxience cuenta con dos biosimilares desarrollados y cuatro en fase de desarrollo y planea comenzar su comercialización próximamente. Ha licenciado su tecnología a China y Brasil y tiene contratos para que sus productos sean comercializados con laboratorios de 49 países. En una entrevista exclusiva con el Dr. Sigman, nos cuenta la llegada de los productos biotecnológicos a Guatemala y su importancia no sólo para la mejora de la salud de las personas sino también para la sostenibilidad de los sistemas de salud, ya que se trata de medicamentos muy caros y de difícil acceso para los pacientes. El grupo que Usted dirige tiene empresas de sectores muy diversos ¿Cómo se puede abarcar compañías tan distintas? A pesar de tratarse de iniciativas pertenecientes a ámbitos independientes, al final, en el emprendimiento, lo que cuenta es creer en los proyectos y volcar en ellos todo nuestro esfuerzo, conocimiento y pasión para lograr que, ya sea en el ámbito cinematográfico o farmacéutico, tu contribución aporte un valor a la sociedad. La compañía que Ud fundó empezó sus actividades en España… cómo fueron esos inicios? Cuando nos mudamos a Barcelona con mi esposa Silvia, decidimos arrancar el proyecto para la creación del Grupo CHEMO. Esto supuso un gran cambio en nuestras vidas y también el inicio de un nuevo proyecto familiar y profesional. Yo que siempre había trabajado como médico Psiquiatra inicié allí mi actividad empresarial, por lo que le debo a esa mudanza el ingreso en el mundo de los negocios. El modelo de negocios del Grupo Insud siempre se destacó por su originalidad ya que  apuesta a la cooperación público-privada ¿Nos contaría como es el modelo? Soy un firme defensor de la colaboración público-privada, que básicamente consiste en articular y cooperar con la Universidad y los ámbitos científicos y no sería coherente si no intentase trasladar este modelo a todos mis negocios. Es perfectamente aplicable en todos los países en lo que desembarcamos, nos ha dado muchas satisfacciones y permite generar importantes sinergias y valorar lo que se está haciendo en esos centros clave del saber. De hecho es gracias a este tipo de asociaciones que iniciamos nuestra actividad en el campo de los biosimilares y vacunas. A menudo los biosimilares suelen confundirse con los medicamentos genéricos, ¿cuál sería la principal diferencia que encontramos entre ambos? Yo pienso que los biosimilares van a ser en no muchos años más los genéricos de los productos biotecnológicos originales. Ya cada vez más agencias regulatorias, como la Agencia Europea, EMA  y otras en el mundo, van instaurando el concepto de fingerprintlike. Esto significa que hoy es posible, por el desarrollo de nuevos y sofisticados métodos analíticos, determinar que el producto biosimilar es igual al original como lo es un genérico convencional. Es probable que en el futuro se requiera para aprobarse un producto biosimilar que este sea fingerprint, pruebas preclínicas en animales y estudios clínicos reducidos. Esta idea es sostenida porque si se analizan diferentes lotes de producción del producto del descubridor se ve que de lote a lote existe variabilidad, un lote no es exactamente igual al otro, diferencias  que no influyen en la actividad terapéutica y que no obligan a realizar nuevos estudios clínicos complejos. Más aún muchos compañías han cambiado el lugar y método de producción y no han realizado nuevos estudios clínicos. Los biosimilares tienen su campo de trabajo en áreas terapéuticas como la oncología o la hematología, ¿qué aplicaciones tienen los biosimilares que ustedes desarrollan? Los biosimilares que hoy estamos desarrollando tienen indicaciones en hematología, artritis reumatoide, oncología y enfermedades infecciosas. Actualmente tenemos seis productos en desarrollo en esas áreas terapéuticas. mAbxience se creó en 2009 y siempre ha apostado por los biosimilares ¿Cuál es su visión sobre los biosimilares? mAbxience nace en 2009 como la división de biosimilares del Grupo y creo que su nacimiento responde perfectamente a lo que es nuestro compromiso histórico con la salud: fuerte liderazgo, que apuesta por la innovación, el dinamismo y el costo. Por eso vimos tan claro que queríamos estar presentes en el mercado de los biosimilares, porque era un sector relativamente nuevo y con un gran potencial de crecimiento y de contribución social, al que teníamos mucho que aportar gracias a nuestro conocimiento y experiencia. ¿Cómo contribuyen los biosimilares al costo de salud? El desarrollo y la comercialización de medicamentos biosimilares permite reducir el costo de los medicamentos biotecnológicos y ampliar el acceso de los pacientes a tratamientos de enfermedades graves con alta necesidad médica, tales como las enfermedades oncológicas, enfermedades autoinmunes, diabetes, y la deficiencia de la hormona de crecimiento, entre otras. Nosotros en Argentina somos pioneros y líderes en la producción de medicamentos biosimilares. La Argentina cuenta con 25 años de experiencia en producción biomoléculas de uso humano. Además, hoy Argentina ocupa un lugar de liderazgo en la región para la producción de anticuerpos monoclonales gracias a la calidad de sus científicos y al alto grado de desarrollo de su industria farmacéutica. Por último y muy importante a destacar: Los medicamentos biosimilares son equivalentes en términos de calidad, eficacia y seguridad a los medicamentos biotecnológicos de referencia. Se autorizan para su comercialización por agencias regulatorias en base a rigurosos estudios científicos, que certifican la equivalencia del tratamiento (en términos de calidad, eficacia y seguridad). Seguramente si Ud. le pregunta a la compañía que tiene el monopolio de la comercialización de anticuerpos monoclonales aun con patente vencida qué opina de los biosimilares le van a contestar que son peligrosos o que no son iguales a los originales o que la documentación es insuficiente. En verdad muchas de las trabas que se ponen a los biosimilares tienen razones solamente económicas que impiden la competencia y la reducción del precio de estos medicamentos. Sucedió lo mismo cuando aparecieron los genéricos hace 40 años. Por último, una pregunta sobre otro tema clave: el de las vacunas… Nuestro trabajo en Guatemala será similar al que hemos hecho en Argentina en relación a este tema: trabajar con las autoridades y nuestros socios locales para posicionar la importancia de la prevención y de contar con un Calendario de Vacunación, apropiado. Tenemos mucha experiencia en esto porque lo hemos hecho en la Argentina, que es un país de referencia en la prevención y en donde el Grupo tiene, también en Buenos Aires, una planta de vacunas con estándares internacionales: Sinergium Biotech, una sociedad entre Biogénesis Bagó, Elea y Novartis de Suiza,  que produce más de 50 millones de dosis anuales de vacunas y productos biotecnológicos. Estamos reprogramando nuestra visita a Guatemala para la tercera semana de enero de 2016, donde compartiremos con nuestros socios locales, las personalidades y autoridades del país, nuestra visión, ofreciendo toda nuestra experiencia y colaboración, con la pasión de siempre.

slider-liderazgo.png