21/12/16

Generales

Erudita historia europea, por José Natanson

Compartimos el artículo “Erudita historia europea” de José Natanson, Director de Le Monde Diplomatique - Edición Cono Sur. Un ensayo de lo escrito por Tony Judt en "Postguerra", donde logra narrar la reconstrucción del continente y romper con la tradición historiográfica de considerar por separado a Europa Occidental y Oriental. postguerra Descomunal por el enfoque amplio que integra política, economía y sociedad en una misma mirada, por el tema elegido, por su erudición y hasta por su extensión (1200 páginas sin contar notas), Postguerra -que recién este año se distribuyó en el país- aborda la historia inagotable del renacimiento de Europa, que hoy cruje afectada por la triple presión de la globalización, las migraciones y el terrorismo pero que, con todos sus enormes problemas, sigue siendo lo más parecido a un modelo de desarrollo, al menos si se lo compara con el capitalismo sin alma de Estados Unidos y el autoritarismo político de las potencias asiáticas. Para contar esta historia, “Postguerra” asume una mirada que articula Europa Occidental y Oriental en un mismo análisis, con lo que rompe la tradición historiográfica de considerar las dos regiones por separado, y que es posible por los antecedentes de su autor, Tony Judt, descendiente de judíos-rumanos criado en Inglaterra, con experiencia de investigación y docencia en Francia, Rusia y Estados Unidos. Como es costumbre entre los buenos historiadores británicos, Judt escribe de manera clara y concreta, como un anti-Halperín Dongui. Aunque por supuesto hay omisiones, inevitables en un libro de estas características (el mundo no europeo, salvo Estados Unidos, apenas se menciona; se habla poco de España), el resultado es tanto más notable cuanto que permite adivinar, ya en los primeros años de la reconstrucción, algunas de las marcas que ayudan a entender la crisis europea actual: de la tirria de Alemania ante cualquier cosa que huela a inflación a la nostalgia británica por el imperio perdido, del complejo rompecabezas de los Balcanes a la singularidad checa. Al final, el resultado es el aprendizaje fascinante de un continente que desde el fin del Imperio Romano vivió sacudido por las guerras y que, en el breve lapso de medio siglo, logró combinar mejor que ningún otro país o región del planeta los objetivos de la democracia política, el capitalismo económico y la inclusión social, tres ideales que, como sabe cualquier habitante del Tercer Mundo, suelen marchar separados. La historia de esta mezcla que hoy se desarma es la historia del éxito de Europa. natanson

slider-liderazgo.png