9/10/16

Grupo Insud

Generales

Crecer e Innovar: el Grupo Insud, sin fronteras

palabras claves: crecer e innovar. Con capitales argentinos y presencia global, el conjunto de empresas que conforman Grupo Insud se distingue por haber logrado un desarrollo altamente diversificado. La historia comienza en 1977, cuando Hugo Sigman (médico) y Silvia Gold (bioquímica) crean una empresa farmacéutica –hoy la principal actividad del grupo. Con capitales argentinos y presencia global, el conjunto de empresas que conforman Grupo Insud se distingue por haber logrado un desarrollo altamente diversificado. La historia comienza en 1977, cuando Hugo Sigman (médico) y Silvia Gold (bioquímica) crean una empresa farmacéutica –hoy la principal actividad del grupo–. “Nuestro objetivo era iniciar un emprendimiento que produjera medicamentos genéricos de alta calidad a un precio accesible, y que a la vez fuera sustentable”. Su formación profesional y el apoyo del padre de Silvia –Roberto Gold–, les permitió identificar productos que resultaron ser grandes innovaciones y fabricarlos antes que sus competidores. Sin embargo, su espíritu emprendedor los llevó a explorar nuevos sectores. Crecer atendiendo a una mirada global. “Con el correr de los años, consolidamos nuestras actividades en la industria farmacéutica y nos fuimos diversificando hacia otras áreas, como los emprendimientos agroforestales y las industrias culturales, de naturaleza y diseño, que hoy completan el ecosistema empresario en el que trabajamos. De hecho, el nombre que lleva el grupo –“Insud”– representa tanto los valores como las pasiones que nos movilizan: Innovación, Sustentabilidad y Desarrollo”. Grupo Insud, sin fronteras para innovar y crecer. Visión emprendedora Sigman y Gold vinculan esta intensa diversificación con sus intereses personales: “Nuestras pasiones y nuestras personalidades inquietas nos fueron llevando por este camino. A los dos nos ha interesado desde siempre la investigación y la innovación, y por eso el sector farmacéutico se fue nutriendo de nuevos campos como la biotecnología. En la misma línea, ingresamos al negocio agropecuario y forestal con la visión de transferir tecnología y valor agregado, mejoramiento genético y producción sustentable. En la industria forestal trabajamos con genética propia y técnicas clonales totalmente innovadoras. Además, a los dos nos apasionan el arte y la cultura, y por eso desarrollamos un área de negocios de información y cultura, y otra de naturaleza y diseño. Asimismo, siempre tuvimos una fuerte vocación por devolver a la sociedad parte de lo recibido, lo que canalizamos a través de la Fundación Mundo Sano”. Crecer innovando. En cuanto a los beneficios de trabajar en diferentes industrias, los fundadores de Grupo Insud destacan la posibilidad de potenciar aprendizajes y experiencias, como así también recursos y modelos exitosos: “Un ejemplo es la articulación público privada, que aplicamos primero en el sector de la salud y luego replicamos en todos nuestros negocios”. Otra fortaleza de los negocios diversificados es la compensación del riesgo, que claramente no es el mismo si se comparan farmacéutica y forestal, por citar dos sectores. “También las actividades agropecuarias, que en general son de baja rentabilidad pero que tienen una valorización importante de los activos, y nos resulta social y productivamente más interesante que tener dinero colocado en instituciones financieras. El riesgo también disminuye por estar en diferentes regiones y países del mundo”. Emprender nuevas actividades también significa abordar nuevos desafíos para crecer, algo que Sigman y Gold han incorporado como parte de su crecimiento inter-industrias. “Cada iniciativa que emprendemos es menos tiempo de tranquilidad, porque son nuevos riesgos. Pero los dos tenemos una visión emprendedora, así que eso nunca nos ha frenado, sino más bien lo contrario”

slider-liderazgo.png