30/5/17

K&SFilms

cultura

Cannes, La Cordillera, y el cine en los ojos del mundo

El Festival de Cine de Cannes es el más grande del mundo. Una aseveración que no siempre habla de calidad cinematográfica, por eso no decimos que es “el mejor”, sino que es el festival más importante, con más glamour, más estrellas y con un despliegue general de producción que deslumbra por su funcionamiento y tamaño. Ver una inmensa cantidad de personas relacionadas al mundo del cine desde los más diversos rubros, moverse dentro de las salas y espacios del Palacio del Festival y en sus alrededores, es un espectáculo único que sólo Cannes supo crear y mantener, y que se acrecentó desde que el festival desarrolló un enorme mercado de cine en paralelo, llamado justamente “Marché du film”. Cannes es esa mezcla absoluta de negocios, actores famosos, proyecciones atestadas de gente, eventos especiales, fiestas fastuosas y, por supuesto, películas. Es en su Selección Oficial (en Competencia y Fuera de Competencia) donde el festival define su perfil y, como decíamos antes, su visión del cine. Este año, como viene ocurriendo en sus últimas ediciones, a esta lista la componen autores consagrados, jóvenes promesas e hijos dilectos del festival, directores que, por diferentes motivos, suelen estar siempre presentes en Cannes aunque a veces el nivel de sus filmografías haya decaído. Entre los notables estarán los surcoreanos Bong Joon-ho presentando “Okja”, y el prolífico y cada vez más genial Hong Sang-soo con dos nuevos títulos, “The day after y “Claire´s camera” (rodada en Cannes el año pasado durante el festival), y el ya dos veces ganador de la Palma de Oro, Michael Haneke, con “Happy end”. Por su parte, Todd Haynes vuelve a competir luego de la magistral “Carol con wonderstruck”, el francés Arnaud Desplechin, con la película que abrirá el festival: Les fantomes d´Ismael (protagonizada por Marion Cotillard y Charlotte Gainsbourg) y, a destacar, el retorno de Roman Polanski con la adaptación de la novela “Basado en hechos reales” de la escritora Delphine De Vigan, adaptada para el cine por Polanski junto a Olivier Assayas. El cine argentino estará presente en la sección Un Certain Regard (Una cierta mirada) con “La cordillera”, la nueva película de Santiago Mitre -que cuenta con producción de K&S Films, de Hugo Sigman, que ya produjo otros éxitos como Relatos Salvajes y El Clan- una historia en la que Ricardo Darín se transforma en el presidente de nuestro país. Mitre no es un desconocido del festival, con “La patota”, supo ser el ganador de la sección Semaine de la Critique, un espacio dedicado a las primeras y segundas películas de un realizador. Otro título nacional en la misma sección es “La novia del desierto”, ópera prima de las directoras Cecilia Atán y Valeria Pivato, película que tendrá su estreno mundial en Cannes. También estará presente el cortometraje “Pequeño manifiesto en contra del cine solemne”, de Roberto Porta, y “Selva”, cortometraje costarricense de Sofía Quirós, co-producción argentina; así como también la co-producción “Los perros”, de la realizadora chilena Marcela Said. Será notable también la presencia del actor Nahuel Pérez Biscayart como protagonista de la película en competencia “120 battements per minute” de Robin Campillo, una historia de amor ambientada en 1990, momento en el que el Sida ya se había cobrado numerosas víctimas ante la falta de reacción del gobierno francés. [embed]https://youtu.be/saDRzl6qkck[/embed]

slider-liderazgo.png