1/1/70

Mabxience

Generales

Biosimilares ¿qué son y para qué sirven?

Hay una empresa farmacéutica en España que se llama Mabxience (www.mabxience.com) que es un laboratorio especialista y líder en este tipo de biosimilares. Esta empresa es propiedad del investigador, emprendedor y empresario argentino Hugo Sigman, CEO del Grupo Insud, que es pionero mundial en el desarrollo de este tipo de medicamentos. Se generan, claro, muchas confusiones o dudas respecto a qué son una cosa y la otra, pero las diferencias son importantísimas. Un medicamento es "biosimilar” cuando responde a uno biológico que es similar a uno de referencia ya autorizado en el mercado. Vale decir, son "similares", pero no exactamente "idénticos" a los productos de referencia a los que hasta hace muy poco se los conocía con el término "biogenéricos" por analogía a los fármacos sintéticos tradicionales del mercado. Un medicamento genérico -en cambio- es todo aquel que presenta la misma composición cualitativa y cuantitativa en principios activos y la misma forma farmacéutica que un medicamento original y que ha demostrado bioequivalencia con dicho medicamento original o de referencia. La principal diferencia está en la denominación: el medicamento genérico adquiere el nombre de la sustancia medicinal que lo compone. Los genéricos se comercializan en el mercado una vez que la patente del medicamento original ha caducado y que ha sido autorizado por el ANMAT Los "biosimilares" refieren a productos sintetizados de manera biológica. Por ello, hoy, tienen un costo de desarrollo muy superior al de los medicamentos genéricos, ya que el proceso de producción de los mismos es bastante más complejo al tratarse de moléculas "grandes" como la hormona del crecimiento (que se hizo famosa porque como todos saben ya, fue parte de la vida de Messi y todo lo que pasa o pasó con Messi alcanzó dimensiones globales) y también, como los anticuerpos monoclonales, de los cuales el Dr. César Milstein fue su descubridor y a la sazón, el último Premio Nobel argentino. Los medicamentos obtenidos mediante la biotecnología constituyen una parte esencial de los medicamentos disponibles actualmente para los pacientes, y muchos medicamentos en fase de desarrollo son productos de la misma. Los biosimilares entran al mercado una vez que se produce la caducidad de las patentes de los medicamentos de referencia -a los que es "similar" y como indica un informe del IMS Health, contribuirán al ahorro de la ingente suma de 98.000 millones de euros para el 2020, tomando en consideración el mercado estadounidense y los cinco mercados europeos más importantes -Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y España-. Hay algo que es vital y no puede ser dejado de lado y se pone de manifiesto en el párrafo anterior: la contribución económica de estos medicamentos biosimilares a la sociedad ya está surtiendo efecto. En este sentido, los biosimilares han entrado a la sanidad pública con una rebaja promedio de aproximadamente del 25% del costo de los medicamentos originales (según IMS Health). Un nada despreciable ahorro en el gasto sanitario.

slider-liderazgo.png