22/2/17

Generales

Agenda presidencial en Madrid junto a Hugo Sigman

El aire puro de la sierra madrileña, en una tarde de sol invernal, le dio la bienvenida a Mauricio Macri cuando atravesó ayer el portal engalanado del Palacio Real de El Pardo, la antigua residencia del dictador Franco. La primera actividad de la agenda del Presidente, fue social: un cóctel de bienvenida que organizó por la noche el empresario y coleccionista de arte argentino Hugo Sigman -CEO del Grupo Insud que en España es dueña de Chemo, uno de los principales grupos de dicho rubro en España- en su casa de La Moraleja, una urbanización de lujo en las afueras de la capital. Aislado, lejos de miradas indiscretas, el Presidente disfrutó de un día de distensión en el lugar que España dispuso para alojarlo, tras una semana política aciaga, marcada por el polémico acuerdo del Estado con el Correo y por la fallida reforma en el cálculo de los aumentos jubilatorios. `Había muchísimos motivos para este viaje. Pero hoy, el objetivo número uno es darle a Mauricio oxígeno político`, se sinceraba un miembro de la delegación oficial al entrar en el hotel céntrico donde se alojan los ministros, legisladores y sindicalistas que acompañarán a Macri. Otro funcionario -de acceso irrestricto a Olivos- admitía: `Esta visita es una bendición`. Está claro: España le ofrece a Macri un cambio drástico de escenario. Fotos con el rey Felipe VI, recepciones de gala, discursos elogiosos de empresarios; el bálsamo de la mirada del mundo, a menudo más amable que la autóctona. Desconectar, claro, no es tan fácil. En los pasillos del hotel tomado por los argentinos se seguía al minuto la comparecencia del ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, en el Congreso por el caso del Correo. Le habían pedido `no moverse de la versión de que el Estado no le va a perdonar un peso a la familia Macri`. El Presidente se informó por mensajes de celular que le mandaban desde Buenos Aires. Una multitud de personalidades influyentes desbordaba el lugar. Estaban muchos empresarios argentinos que vinieron para las rondas de negocios que se celebran a partir de mañana, artistas de la feria de Arte ARCO, de la que Hugo Sigman es uno de los principales inversores, y figuras políticas de primer orden de la vida pública española (como el ex presidente Felipe González y el número uno del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián). Entre ellos se mezclaban los sindicalistas Gerónimo Venegas, Dante Camaño y Guillermo Pereyra, incluidos por el Presidente en la delegación oficial. También Ernesto Sanz y el senador radical Luis Naidenoff. `Era como La fiesta inolvidable -resumió uno de los asistentes-. Había clima de negocios, buenas expectativas.` Macri fue con su esposa, Juliana Awada. No se quedó mucho tiempo. Necesitaba dormir, en lucha con el jet lag, para encarar una semana con agenda completa que promete ser agotadora, pero a todas luces más amable que la anterior.

slider-liderazgo.png