17/3/17

Grupo Insud

Generales

"Inversiones llegan cuando hay mercado interno y se puede exportar", Hugo Sigman

El mayor inversor argentino en España es Hugo Sigman. El empresario, fuerte en laboratorios, destacó que el sector más competitivo es el campo y manifestó que las inversiones pueden llegar a la Argentina, pero con ciertas condiciones. Si se considera que es el principal inversor argentino en España, adonde llegó en 1976 escapando de la dictadura militar, Hugo Sigman parece pasar un buen momento. Su Grupo Insud, un conglomerado que lidera en la industria farmacéutica y pisa fuerte en el negocio agropecuario facturó US$ 1.500 millones. Ayer, en la embajada de España, fue presentado como un empresario de película. Después de todo, fue el productor de la afamada y taquillera Relatos Salvajes y tiene en carpeta La Cordillera y otro filme en el que aparece Juan Carlos I sobre la vida del ex presidente uruguayo José `Pepe` Mujica. Se llamará El último héroe. Médico psiquiatra de profesión, discípulo del célebre Enrique Pichón Riviere, Sigman contó que decidió convertirse en empresario junto a su mujer, la bioquímica Silvia Gold, a instancias de su suegro que ya era dueño de laboratorios. Su primer acierto fue unir la medicina con la psicología y armar equipos de ventas para un analgésico. A juzgar por la variada asistencia, hubo muchos interesados en escucharlo. Pero fue la pregunta del ex senador Eduardo Menem, la que logró su definición sobre los contratiempos actuales. -Doctor Sigman, por qué cree que no llega la inversión extranjera, quiso saber el hermano del ex presidente. -Las inversiones llegan cuando hay mercado interno o cuando existen condiciones para ser competitivos en las exportaciones. Eso en la Argentina solo se cumple en el campo. No creo que por ahora el país pueda recibir nueva inversión extranjera. Sigman señaló que `el mejor estímulo para la inversión extranjera es que los empresarios argentinos inviertan. Hay muchos proyectos de inversión, pero el país necesita un plan estratégico y de desarrollo. Antes hubo mucho relato ahora nos falta contar un sueño`. De paso, insistió en la necesidad de estímulos fiscales y citó como ejemplo los que aplica España, que le permitieron crecer a tres fábricas. Sobre el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, sostuvo: `La globalización es inevitable pero no puede hacerse un acuerdo a lo bestia, debe haber períodos de transición en el tema agrícola y en otros sectores`. Tomaban nota desde los empresarios José Urtubey, George Mandelbaum y José Cartellone, los ex embajadores Ginés González García, Jorge Argüello y Fernando Petrella, además de Miguel Schapire y Marcelo Elizondo, entre tantos otros. Sigman destacó la recepción al presidente Macri en España, que calificó de extraordinaria, algo que agradeció como anfitrión el embajador Estanislao de Grandes Pascual. Y dejó un mensaje a dos puntas, a Cristina y a Macri: `Si bien en España hay conflictividad política como en toda democracia, existen principios de respeto mutuo, de mantener la convivencia, de que el sentimiento de España predomine sobre las rivalidades. Los países no pueden vivir con divisiones profundas de la sociedad y no se puede vivir solo con tecnócratas financieros que analicen la realidad política del país`

slider-liderazgo.png